BARANDIARAN Y ZUMALACÁRREGUI

PERSONAJES CON HISTORIA

Aita Barandiaran

EL PATRIARCA DE LA CULTURA VASCA

¿Quién es el Olentzero? ¿Y el eguzkilore? ¿Por qué los murciélagos viven de noche?

Todo empezó aquí, en el Goierri. En el barrio de San Gregorio del pueblo de Ataun, donde el 31 de diciembre del año 1889, nació José Miguel de Barandiaran.

Estamos en las faldas de la sierra de Aralar, zona impregnada de reminiscencias mágicas y míticas: una de las principales moradas de las brujas, los gigantes y otros personajes heroicos vascos. El Museo Barandiaran es un tesoro cultural poco conocido por los turistas. Entrarás en el universo mágico de los vascos. Aita (padre en euskera) Barandiaran recopiló relatos, mitos, cuentos, dichos y saberes propios de la cultura tradicional vasca que, de no haber sido recogidos por él, no habrían sobrevivido. Barandiaran transformó por completo el conocimiento de la prehistoria vasca y recuperó la mitología euskalduna.

Nadie que toque el tema vasco podrá prescindir del trabajo de don José Miguel.

– Julio Caro Baroja, gran antropólogo y sobrino de Pío Baroja.  

José Miguel de Barandiaran fue un sacerdote que vivió 102 años y publicó 575 obras sobre el pueblo vasco. Más de diez mil páginas de libros, artículos y colaboraciones. ”Hasta el infierno iría, si fuera a hablar de cultura vasca” decía. El estudio de este “patrimonio inmaterial” que él puso en relación con otras disciplinas, y en especial con la Arqueología, permite considerarlo el fundador de la etnografía vasca. Gracias a Barandiaran conocemos el pasado milenario de Euskal Herria.

En la infancia de Barandiaran, el euskera era la única lengua hablada en su pueblo, Ataun. De padres con un sentido espiritual de la cultura pero analfabetos (durante el reinado de Alfonso XII el 75% de la población española no sabía ni leer ni escribir), José Miguel de Barandiaran llegó a hablar seis idiomas: euskera, castellano, latín, inglés, francés y alemán. A los 100 años aún recordaba versos del Quijote aprendidos de memoria en castellano cuando era un niño, y que no llegó a entender hasta que creció.

Barandiaran hizo su primer hallazgo arqueológico por casualidad, cuando intentaba localizar el lugar exacto donde vivían los gentiles (gigantes paganos de la mitología vasca). A lo largo de su larga vida no dejó de excavar megalitos y cuevas, estudiarlos y publicar los hallazgos. Su trabajo llegó a crear toda una escuela de Arqueología. Fundó los grupos Etniker que siguen trabajando hoy en día en el Atlas Geográfico de Vasconia y dando a conocer detalles de la alimentación, ritos funerarios, pastoreo y juegos infantiles de los antiguos vascos. Barandiaran formó junto con los científicos Enrique de Eguren y Telesforo de Aranzadi (primo de Unamuno) el famoso trío intelectual especializado en la prehistoria del pueblo vasco. Se les conoció como los “tres mosqueteros” o “los tres tristes trogloditas». Algunos pastores que les acompañaron por los montes vascos como obreros en las exploraciones de los dólmenes y cuevas “no podían creer que aquellos señores sólo se dedicaran a recoger huesos, piedras y cascos de vasijas y pensaban que buscaban tesoros escondidos por los gentiles en otros tiempos” , según escribió Luis, un sobrino de Barandiaran.

*Fuentes documentales: Museo Barandiaran y libro “José Miguel de Barandiaran” autor Luis de Barandiaran Irizar

¡MITOS narrados por BARANDIARAN!

Los gentiles jugaban en el monte cuando vieron una nube luminosa que venía de oriente. Según les dijo un anciano gentil, era Cristo (en su lenguaje, Kixmi, el mono), y con él llegaba el fin del mundo y la venida de una nueva era, por lo que pidió que lo echaran por un barranco. El resto de los gentiles se precipitó bajo un dolmen, “jentillarri”. Sólo quedó un gentil, Olentzero, carbonero que cada 24 de diciembre baja del bosque al valle a dar la noticia de que Cristo ha nacido. El mito de un mundo idílico que acaba, anunciado por un anciano ante un fenómeno atmosférico hasta entonces desconocido, y el posterior descenso al valle de los habitantes está muy extendido en el Pirineo y en los Alpes, y parece que es un mito anterior a la llegada del cristianismo.

Tras una guerra entre los pájaros y animales terrestres, la paz llegó cuando decidieron repartirse el universo. Para unos sería el cielo y los árboles, y para otros la tierra; pero el murciélago, que fue cambiando de bando según las circunstancias, quedó excluido y condenado a vivir en cuevas y a salir sólo de noche.

Un pastor alimentó a una serpiente con leche hasta que se trasladó con su rebaño a otras tierras. Al volver al año siguiente, la serpiente, que había crecido enormemente, lo ahogó. Es una forma de interpretar que quienes practican el pastoreo, al abandonar temporalmente un territorio, pierden supuestos derechos anteriores frente a quienes se asientan definitivamente y practican la agricultura.

Un gentil, grande, fuerte y fanfarrón, baja de la montaña y reta a un cristiano que trabaja en la ferrería de Beasain; éste, con sus tenazas, le arranca la nariz: es el reconocimiento de la superioridad de una industria que, desde la Baja Edad Media hasta el siglo XIX, marcó la economía de Gipuzkoa.

zumalacárregui, el general aguerrido

¿Qué son los fueros vascos? ¿Y las guerras carlistas? ¡Un enfrentamiento entre dos mundos!

Tomás de Zumalacárregui fue un personaje histórico con garra, de los que no se achantaban. Penúltimo de catorce hermanos, nació en el pueblo de Ormaiztegi en 1788. Su padre era escribano en Idiazabal -¡sí, el famoso pueblo del queso!- y él también iba para escribiente. La invasión Napoleónica cambió su destino de sopetón. Nada volvió a ser lo mismo.

Puedes visitar la Casa Iriarte-Erdikoa, hoy Museo Zumalakarregi en Ormaiztegi. Un típico caserío vasco del siglo XVIII donde vivió Tomás de Zumalacárregui. Actualmente es una oficina de turismo y el centro de referencia para el conocimiento y disfrute del siglo XIX en el País Vasco. ¡Te sorprenderán los convulsos acontecimientos del comienzo de la modernidad y el fin del Antiguo Régimen!

Tomás de Zumalacárregui se convirtió en el famosísimo general carlista, duque de la Victoria y conde de Zumalacárregui -conocido también como “el lobo de las Amezcoas”- que logró organizar un ejército partiendo prácticamente de cero, sin base de operaciones, armas ni dinero. Salvó el alzamiento carlista, dándole cohesión y fuerza militar. Consiguió contar con 22 batallones de infantería y tres escuadrones de caballería. Su carrera militar fue corta porque en el sitio de Bilbao en junio de 1835, resultó herido. Vino a morir al Goierri, a Zegama. Su leyenda ya estaba escrita.

DOS MUNDOS ENFRENTADOS

A finales del siglo XVIII se inicia el enfrentamiento entre los defensores del Antiguo Régimen y los del Liberalismo, que se prolongará durante toda la vida de Zumalacárregui. El carlismo invoca la oposición a novedades derivadas de la Revolución francesa, al liberalismo y alza la bandera en favor de la Religión y la Iglesia y la defensa de los fueros.  

“El campesinado vasco, que se favorecía de ciertas ventajas del sistema foral y fue víctima de las normas liberalizadoras- traslado de las aduanas, encarecimiento de los productos básicos, subidas de impuestos y rentas, además de pérdida de tierras comunales- se alió con la pequeña nobleza y el clero contra la burguesía liberal” según señala el célebre historiador Palacio Atard.

El liberalismo desbarató el ya precario equilibrio social, político y económico. El cambio fue demasiado brusco para ser pacífico y la pequeña nobleza se dividió. Fue el caso de la familia Zumalacárregui. Unos se aferran a la tradición mientras que otros intentan romper con ella.

La familia Zumalacárregui pertenecía al estamento hidalgo, tan extendido en el País Vasco. Casaban a las hijas con buena dote y daban a los hijos para que sirvieran en las letras, la Iglesia o el ejército. Miguel Zumalacárregui, el hermano mayor, jurista y activo liberal moderado, recorrió otros caminos mientras que Tomás se convirtió en el comandante jefe de las tropas carlistas. Uno liberal, el otro carlista, los hermanos Zumalacárregui son un buen reflejo de la lucha entre dos concepciones del mundo opuestas.  

Fuentes documentales: Museo Zumalakarregi y libro “La España del siglo XIX”  de Vicente Palacio Atard.

¡PANORAMA DE SAN SEBASTIÁN INCREÍBLE!

El museo Zumalakarregi es una auténtica sorpresa. Uno de sus tesoros es un panorama de San Sebastián de 360 grados del siglo XIX, donde una acuarela atribuida al Mayor Thomas Staunton St. Clair representa una vista panorámica de la ciudad en la época del general Zumalacárregui.

Explora otras actividades

en el goierri

Explora otras actividades

en el goierri

Naturaleza

Respira Naturaleza Historia y cultura vasca rodeados de verde, para amantes de los entornos naturales y el turismo de montaña. Goierri es la única comarca del País Vasco que goza del privilegio …

Gastronomía

Natural y sorprendente como su Gastronomía Podemos darte un adelanto de los productos de primerísima calidad que encontrarás en Goierri: queso Idiazabal, sidra, morcilla de Beasain, mondeju de Zaldibia, txakoli y repostería …

Cultura

un valle lleno de Cultura Hombres prehistóricos, seres mitológicos, reyes y príncipes, malhechores y comerciantes, viajeros y peregrinos han pasado por el Goierri a lo largo de la historia. Su ubicación estratégica …

Deporte

en estado puro Deporte En el Goierri se respira espíritu de competición... Deporte y desafío. Descubrirás una variedad de parajes que son los escenarios reales de competiciones de montaña populares en el …

Planifica tu escapada

planifica tu escapada ¿Vienes con tu familia, en pareja, con tus amigos o solo? En el Goierri tenemos muchos tipos de visitante, pero todos coinciden en una cosa: vienen buscando algo que …

CONOCE LAS TIERRAS ALTAS DE EUSKADI

basque highlands

Zerain, La montaña del hierro

La extracción de hierro y carbón ha marcado con intensidad el paisaje de Zerain. Es uno de los pueblos vascos que ha sabido conservar el ambiente rural tradicional.

El Goierri, zona de gigantes. Mitología vasca

Comienza tu visita con la llegada al Centro de Interpretación del Parque Natural de Aralar, situado en el alto de Lizarrusti. Aquí te explicarán todo, desde los recorridos de montaña …

Paisaje cultural: Zerain

La extracción de hierro y carbón ha marcado con intensidad el paisaje de Zerain. Es uno de los pueblos vascos que ha sabido conservar el ambiente rural tradicional.

Conjunto monumental: Igartza

Los señores de Igartza eran una familia muy poderosa de la Edad Media, que construyeron su palacio de madera y piedra junto al río Oria, en Beasain.

Juego de Bolos

El juego de bolos es una práctica muy arraigada en el Goierri, donde puedes conocer y disfrutar esta tradición vasca.

Ataun

Ataun es el pueblo con mayor longitud y uno de los de mayor superficie de Gipuzkoa. Cargado de mitología, hace frontera con Navarra y con el bosque del Parque Natural …

Categorías: Cultura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *