MERCADO DE ORDIZIA

Mercado de Ordizia

ordiziako-azoka-07Desde que ya en los siglos XI-XII se comenzaran a celebrar los primeros encuentros mercantiles alrededor de la ermita de San Bartolomé, el mercado de Ordizia ha sido testigo directo del desarrollo mismo de la villa y de numerosas anécdotas y acontecimientos sucedidos en torno a ella.

Uno de estos hechos es sin duda, el incendio que destruyó la villa en 1512. A raíz de este trágico suceso, la reina Juana ‘la Loca’ de Castilla concede a Ordizia “la real facultad para que pudiera celebrar mercado franco semanal todos los miércoles del año”; probablemente fue esto lo que le dio al mercado el impulso definitivo para afianzarse y llegar hasta nuestros días. Con numerosos altibajos en su desarrollo, el mercado se asentó definitivamente en el siglo XVIII y la llegada del tren en la década de 1860, supuso un enorme impulso tanto al mercado como al municipio.

En 1925 y en respuesta a numerosas necesidades y peticiones, se construyó la singular estructura de hormigón que todavía hoy cubre la Plaza Nagusia.

De este modo, apoyada en el peso de su historia y de su tradición, el mercado de Ordizia se ha convertido en referente para los productos agrícolas del país: frutas, verduras y hortalizas autóctonas, queso Idiazabal y cordero entre otros.